Cancelar subastas y ejecuciones

 

 

 

Por si no lo sabéis diré que en nuestra financiera ofrecemos préstamos para cancelar subastas y ejecuciones hipotecarias.

Es decir, tenemos un préstamo el cual se utiliza básicamente para paralizar subastas y embargos dando a los clientes una segunda oportunidad cuando por otros sitios no consiguen ninguna otra alternativa.

Si estas en medio de una subasta ya sean subastas judiciales, subastas de hacienda, subastas de la seguridad social o subastas hipotecarias en donde la entidad acreedora es una financiera ponte en contacto con nosotros, quizás haya algo que podamos hacer.

Me gustaría también decir una cosa, que nosotros ofrezcamos préstamos para cancelar subastas y embargos no significa esto que todas las operaciones vayan a salir aprobadas.

 

La teoría de hecho dice que solo un porcentaje de las operaciones que nos llegan (actualmente alrededor del 50% ) se puede intentar encontrar solución.

Y aun así luego no siempre se consiguen los resultados esperados.

Hago constar esto pues este préstamo es un tipo de servicio el cual no siempre puede plantearse de la misma manera que se haría con un préstamo hipotecario siendo lo que vamos a tratar a continuación.

Cancelar subastas y formulas para hacerlo:

En Grupo Avanza podemos cancelar subastas de dos maneras diferentes, la primera seria a través de los préstamos hipotecarios privados los cuales se usan entre otras cosas para cancelar deudas.

La ventaja de esta opción es que los clientes firman un préstamo hipotecario el cual sirve para eliminar la deuda de los clientes que estaba originando la subasta del bien inmobiliario obteniendo así pues una segunda oportunidad.

Aclarar también que hablamos de subastas inmobiliarias, en ningún caso este servicio se ofrece para otro tipo de subastas como vehículos, maquinaria y otros bienes.

Al menos por el momento el préstamo para cancelar subastas se utiliza únicamente para cuando lo que se subasta es una propiedad inmobiliaria.

La financiera firma un préstamo hipotecario con el cual cancela la subasta pudiendo así el cliente evitar perder el bien inmueble.

El inconveniente de la formula del préstamo hipotecario es que no siempre se adapta a la situación del cliente.

Por ejemplo si un cliente necesita una cantidad elevada de dinero a pesar de que la operación pudiera ser viable en caso de tener luego el cliente que pagar cuotas mensuales es probable que no sea capaz de hacerlo.

Porque lo que firmamos nosotros y cualquier financiera privada son hipotecas privadas cuyo coste es mayor que el de las hipotecas bancarias.

Un préstamo por valor de 100 000€ por ejemplo la cuota sera de más de 1000€ cada mes.

Ese es quizás el primer problema a la hora de firmar una hipoteca que por otro lado se soluciona fácil, si el cliente tiene la intención de vender su propiedad el factor cuota ya no sera un problema.

Y por lo que vemos en el mercado casi todas las personas que han estado inmersas en una subasta inmobiliaria a pesar de haber solucionado el problema siempre tienen en mente poner a la venta su propiedad.

¿Porque cancelar una subasta si luego la intención es vender la propiedad?

La explicación tiene que ver con la intención de obtener rendimiento económico.

 

Pongamos que un inmueble tiene una deuda de 100 000€ por la cual esta subastando un bien inmueble valorado en 300 000€.

El cliente tiene a la venta su propiedad inmobiliaria pero el tiempo que tiene para hacerlo es mínimo. Todo sobre Golf

Lo que quiere evitar el cliente es perder un inmueble valorado en 300 000€ por una cantidad de 100 000€.

En estas situaciones lo que los clientes buscan es cancelar la subasta para después poder tener tiempo para vender la propiedad en condiciones.

Una de las características de las operaciones que nos llegan para paralizar subastas es que siempre nos llegan cuando todo esta ya muy avanzado.

No nos llegan las operaciones nada más se produce el impago, vienen a nosotros cuando ya no hay margen de maniobra.

Hemos llegado a tener clientes que nos hacían la solicitud cuando faltaban 2 días para que les subastaran la propiedad, con eso ya esta todo claro…

En caso de que la opción del préstamo hipotecario fallase (normalmente porque la deuda es superior a la cantidad que podemos ofrecer bajo la opción de hipoteca) estamos ofreciendo una segunda opción bajo la formula de compraventa.

Aquí dentro hay dos opciones, comprar la propiedad antes de que se subaste el bien dando luego a los clientes una opción de compra sobre el bien o acudir a la subasta por ellos intentando comprar la propiedad fijando un tope máximo.

En ambas opciones la cantidad que se le puede dar al cliente es mayor (al ser una compra) dándole luego en caso de éxito una opción de re compra sobre el bien con un plazo de unos 12 meses.

Con estos 12 meses los clientes ganan tiempo para poder vender la propiedad en el precio que ellos querían desde un principio no teniendo ya tanta prisa como en cambio si pasaba cuando estaban metidos en una subasta inmobiliaria.

En la practica hemos demostrado que para lo que quieren los clientes que es vender la propiedad obteniendo un beneficio esta opción tiene bastante sentido aunque de igual modo se puede plantear a través de hipoteca.

Solo entra esta opción en escena en caso de que por préstamo hipotecario no lleguemos al importe que necesitan los clientes.

Si en hipotecas máximo damos el 30% del valor de tasación, el inmueble esta tasado en 100 y la deuda que hay que cancelar son 38 no habrá margen mediante hipoteca.

Por el contrario a través de las opciones que acabamos de mencionar si habría margen.

La opción primera de compra es la más sencilla, no obstante en caso de que al cliente tampoco le interese se le puede ofrecer una alternativa siendo esta la de acudir a subasta por ellos.

En otros artículos explicaremos en detalle en que consiste este servicio pero básicamente el titulo lo explica muy bien.

Aquí nosotros fijamos un precio con los clientes como máximo para acudir a subasta, si nadie puja por encima de nosotros nos adjudicamos la propiedad dando luego a los clientes la opción de re compra sobre el mismo.

Si un inmueble se subasta por 130 000€ y vale 300 000€ en contrato estipulamos que acudiremos a subasta a comprar el bien para después ejercer la opción de compra del cliente siempre que consigamos su adjudicación.

Fijaremos una cantidad máxima, por ejemplo 180 000€ la cual no superaremos en subasta por lo que si nadie aumenta esa cantidad el inmueble se nos adjudicara a nosotros.

Una vez adjudicado las condiciones son las mismas que en la compra con opción de re compra, se le da tiempo a los clientes para vender su propiedad y así no perder la propiedad por su mínimo valor de subasta.

¿No te parece esta una buena opción para cancelar subastas y evitar los problemas derivados de la misma?

Analista en préstamos rápidos y préstamos urgentes

Cancelar subastas y ejecuciones

Cancelar subastas y ejecuciones

Por si no lo sabéis diré que en nuestra financiera ofrecemos préstamos para cancelar subastas y ejecuciones hipotecarias.

cripto

es

https://crisis09.es/static/images/cripto-cancelar-subastas-y-ejecuciones-5974-0.jpg

2024-03-06

 

Cancelar subastas y ejecuciones
Cancelar subastas y ejecuciones

 

 

Update cookies preferences