Paralizamos Subastas

 

 

 

Por si no lo sabéis diré que en nuestra financiera ofrecemos préstamos para cancelar subastas y ejecuciones hipotecarias.

Es decir, tenemos un préstamo el cual se utiliza básicamente para paralizar subastas y embargos dando a los clientes una segunda oportunidad cuando por otros sitios no consiguen ninguna otra alternativa.

Si estas en medio de una subasta ya sean subastas judiciales, subastas de hacienda, subastas de la seguridad social o subastas hipotecarias en donde la entidad acreedora es una financiera ponte en contacto con nosotros, quizás haya algo que podamos hacer.

Me gustaría también decir una cosa, que nosotros ofrezcamos préstamos para cancelar subastas y embargos no significa esto que todas las operaciones vayan a salir aprobadas.

 

La teoría de hecho dice que solo un porcentaje de las operaciones que nos llegan (actualmente alrededor del 50% ) se puede intentar encontrar solución.

Y aun así luego no siempre se consiguen los resultados esperados.

Hago constar esto pues este préstamo es un tipo de servicio el cual no siempre puede plantearse de la misma manera que se haría con un préstamo hipotecario siendo lo que vamos a tratar a continuación.

Cancelar subastas y formulas para hacerlo:

En Grupo Avanza podemos cancelar subastas de dos maneras diferentes, la primera seria a través de los préstamos hipotecarios privados los cuales se usan entre otras cosas para cancelar deudas.

La ventaja de esta opción es que los clientes firman un préstamo hipotecario el cual sirve para eliminar la deuda de los clientes que estaba originando la subasta del bien inmobiliario obteniendo así pues una segunda oportunidad.

Aclarar también que hablamos de subastas inmobiliarias, en ningún caso este servicio se ofrece para otro tipo de subastas como vehículos, maquinaria y otros bienes.

Al menos por el momento el préstamo para cancelar subastas se utiliza únicamente para cuando lo que se subasta es una propiedad inmobiliaria.

La financiera firma un préstamo hipotecario con el cual cancela la subasta pudiendo así el cliente evitar perder el bien inmueble.

El inconveniente de la formula del préstamo hipotecario es que no siempre se adapta a la situación del cliente.

Por ejemplo si un cliente necesita una cantidad elevada de dinero a pesar de que la operación pudiera ser viable en caso de tener luego el cliente que pagar cuotas mensuales es probable que no sea capaz de hacerlo.

Porque lo que firmamos nosotros y cualquier financiera privada son hipotecas privadas cuyo coste es mayor que el de las hipotecas bancarias.

Un préstamo por valor de 100 000€ por ejemplo la cuota sera de más de 1000€ cada mes.

Ese es quizás el primer problema a la hora de firmar una hipoteca que por otro lado se soluciona fácil, si el cliente tiene la intención de vender su propiedad el factor cuota ya no sera un problema.

Y por lo que vemos en el mercado casi todas las personas que han estado inmersas en una subasta inmobiliaria a pesar de haber solucionado el problema siempre tienen en mente poner a la venta su propiedad.

¿Porque cancelar una subasta si luego la intención es vender la propiedad?

La explicación tiene que ver con la intención de obtener rendimiento económico.

 

Pongamos que un inmueble tiene una deuda de 100 000€ por la cual esta subastando un bien inmueble valorado en 300 000€.

El cliente tiene a la venta su propiedad inmobiliaria pero el tiempo que tiene para hacerlo es mínimo.

Lo que quiere evitar el cliente es perder un inmueble valorado en 300 000€ por una cantidad de 100 000€.

En estas situaciones lo que los clientes buscan es cancelar la subasta para después poder tener tiempo para vender la propiedad en condiciones.

Una de las características de las operaciones que nos llegan para paralizar subastas es que siempre nos llegan cuando todo esta ya muy avanzado.

No nos llegan las operaciones nada más se produce el impago, vienen a nosotros cuando ya no hay margen de maniobra.

Hemos llegado a tener clientes que nos hacían la solicitud cuando faltaban 2 días para que les subastaran la propiedad, con eso ya esta todo claro…

En caso de que la opción del préstamo hipotecario fallase (normalmente porque la deuda es superior a la cantidad que podemos ofrecer bajo la opción de hipoteca) estamos ofreciendo una segunda opción bajo la formula de compraventa.

Aquí dentro hay dos opciones, comprar la propiedad antes de que se subaste el bien dando luego a los clientes una opción de compra sobre el bien o acudir a la subasta por ellos intentando comprar la propiedad fijando un tope máximo.

En ambas opciones la cantidad que se le puede dar al cliente es mayor (al ser una compra) dándole luego en caso de éxito una opción de re compra sobre el bien con un plazo de unos 12 meses.

Con estos 12 meses los clientes ganan tiempo para poder vender la propiedad en el precio que ellos querían desde un principio no teniendo ya tanta prisa como en cambio si pasaba cuando estaban metidos en una subasta inmobiliaria.

En la practica hemos demostrado que para lo que quieren los clientes que es vender la propiedad obteniendo un beneficio esta opción tiene bastante sentido aunque de igual modo se puede plantear a través de hipoteca.

Solo entra esta opción en escena en caso de que por préstamo hipotecario no lleguemos al importe que necesitan los clientes.

Si en hipotecas máximo damos el 30% del valor de tasación, el inmueble esta tasado en 100 y la deuda que hay que cancelar son 38 no habrá margen mediante hipoteca.

Por el contrario a través de las opciones que acabamos de mencionar si habría margen.

La opción primera de compra es la más sencilla, no obstante en caso de que al cliente tampoco le interese se le puede ofrecer una alternativa siendo esta la de acudir a subasta por ellos.

En otros artículos explicaremos en detalle en que consiste este servicio pero básicamente el titulo lo explica muy bien.

Aquí nosotros fijamos un precio con los clientes como máximo para acudir a subasta, si nadie puja por encima de nosotros nos adjudicamos la propiedad dando luego a los clientes la opción de re compra sobre el mismo.

Si un inmueble se subasta por 130 000€ y vale 300 000€ en contrato estipulamos que acudiremos a subasta a comprar el bien para después ejercer la opción de compra del cliente siempre que consigamos su adjudicación.

Fijaremos una cantidad máxima, por ejemplo 180 000€ la cual no superaremos en subasta por lo que si nadie aumenta esa cantidad el inmueble se nos adjudicara a nosotros.

Una vez adjudicado las condiciones son las mismas que en la compra con opción de re compra, se le da tiempo a los clientes para vender su propiedad y así no perder la propiedad por su mínimo valor de subasta.

 

¿No te parece esta una buena opción para cancelar subastas y evitar los problemas derivados de la misma?

Analista en préstamos rápidos y préstamos urgentes

¿Existen las hipotecas para paralizar subastas? Por supuesto que las hay, ahora bien solo las podrás encontrar en los préstamos de capital privado.

Las hipotecas destinadas a paralizar subastas siempre han existido lo que ocurre es que muy pocos clientes pueden hacer uso de las mismas en la práctica.

Una cosa es la teoría y otra muy diferente es la realidad donde en muy pocas operaciones hay margen para poder iniciar la tramitación de una de estas hipotecas.

¿Cual es la utilidad de las hipotecas para paralizar subastas?

Pues su utilidad es tal cual la que indica su nombre, son hipotecas que permiten al cliente poder cancelar una deuda que está resultando en la subasta de su bien inmueble ya sea hacienda, seguridad social, una entidad bancaria u otros.

Por suerte la subasta no es algo que ocurra de la noche a la mañana, en primer lugar se tendrá que producir un embargo y de ahí hasta que se subasta el bien inmueble los clientes suelen tener tiempo de sobra para buscar una solución eficaz.

El problema siendo además un error grave por parte de los clientes es que normalmente se quedan parados sin hacer nada hasta que faltan semanas para realizar la misma.

Hasta que llega una subasta pueden pasar casi 12 meses, ¿Te parece normal que el cliente solo acuda al capital privado cuando solo quedan un par de semanas habiendo tenido meses y meses por delante?

Normal no es siendo un error mayor todavía cuando hemos visto operaciones viables que desde Grupo Avanza podríamos haber encontrado solución pero por falta de tiempo al final no pudimos hacer nada.

Desde nuestro punto de vista una subasta es una operación igual que cualquier otra, es cierto que tiene sus particularidades y no todas las financieras quieren entrar en este tipo de operaciones pero lo que es seguro es que podemos intentarlo.

A continuación voy a incluir los factores que las financieras suelen tener en cuenta a la hora de analizar una de estas operaciones, como veras hay una serie de diferencias con respecto a los préstamos habituales entre otras cosas porque aquí el cliente viene ya de una deuda impagada.

Partiendo del hecho de que a las financieras lo que menos les interesa es que sus clientes les dejen deudas impagadas no nos podemos extrañar que algunas se queden al margen cuando hablamos de estas operaciones.

❶ El cliente viene ya de un impago con lo que su situación financiera será considerada como mala.

Un cliente inmerso en una subasta es un cliente que no ha podido pagar alguna deuda (banco, otra hipoteca, seguridad social, hacienda, proveedores) con lo que se puede entender que la financiera aquí tenga mayor precaución a la hora de presentar oferta de financiación.

Así como en otro tipo de operaciones la financiera no entra en detalle acerca de la situación financiera de los clientes cuando se trata de paralizar una subasta las cosas cambian.

En estas situaciones la financiera querrá saber el motivo de la subasta para así entender en qué situación se encuentra su cliente.

 

Porque claro, de nada sirve aprobar un préstamo y paralizar una subasta si luego resulta que el nuevo préstamo hipotecario tampoco podrá hacerlo frente el cliente resultando en otro embargo y subasta en el futuro.

Por tanto si la financiera considera que existe una alta probabilidad de impago con la firma del nuevo préstamo es evidente que aunque haya margen para poder hacer la operación no entrara.

Te pongo un ejemplo claro para que lo entiendas.

Vicente estaba pagando hace años una hipoteca por la que pagaba 500€/mes.

Los últimos meses no ha podido hacer frente a la hipoteca por encontrarse en paro y puede pagar dicha cantidad, acude al capital privado y aunque hay margen (por valor de tasación) para hacer la operación la financiera le rechaza la operación.

Se la rechaza porque la hipoteca de capital privado tiene una cuota mensual de 650€.

Aplicando el sentido común si Vicente ha tenido problemas para poder pagar una hipoteca de 500€ es seguro que la hipoteca de 650€ mes tampoco podrá pagarla.

❷ ¿El cliente ha solventado su situación financiera?

Puede pasar que el cliente sufriera una subasta de algún bien por no pagar una serie de deudas durante un tiempo en la cual tuvo problemas económicos.

A lo mejor estos problemas financieros ya los tiene resueltos y lo que necesita el cliente es solo una cantidad de dinero para poder cancelar la subasta de su bien.

❸ ¿Cual es el valor de tasación del inmueble y cuál es la deuda que tiene?

Esta es la primera pregunta que cualquier financiera que haga préstamos para paralizar subastas te hara.

Se necesita saber pues en base a eso la financiera detecta si puede o no continuar con la operación.

El importe de la deuda tiene que estar por debajo del 35% del valor de tasación a ser posible, en caso contrario es más que probable que ninguna financiera te realice el préstamo para cancelar la deuda a no ser que tú pongas la diferencia.

Si el inmueble vale 100 y tienes una deuda por importe de 40 000€ es posible la financiera te apruebe alrededor de unos 30-35 000€ teniendo que aportar tú la diferencia para cancelar la subasta.

Estos tres pues serian los factores fundamentales a la hora de analizar si se puede o no realizar una de estas hipotecas para paralizar subastas. Literatura y libros

Analista en préstamos rápidos y préstamos urgentes

 Como seguramente ya sabréis uno de los préstamos rápidos que desde Grupo Avanza ofrecemos a todos nuestros clientes es el préstamo para paralizar embargos y subastas.

Este tipo de financiación lo hemos venido ofreciendo desde siempre dando un gran resultado a todos aquellos clientes que se encontraban en alguna situación de este tipo necesitando solventarla de la mejor manera posible.

No obstante este tipo de crédito aunque puede parecer fácil tramitarlo lo cierto es que no lo es pues desde nuestra empresa dependemos siempre de terceras empresas y personas para poder sacar adelante la operación.

Y esto es algo que nunca nos ha gustado pues la experiencia nos demuestra como todo se complica de manera importante.

Si toda la tramitación y firma de este préstamo dependiera de nosotros la operación se llevaría  a cabo igual que cualquier otra gestión de préstamo que llevamos desde Grupo Avanza, sin embargo como veréis a lo largo del siguiente articulo en este préstamo las cosas son diferentes.

 

¿Porque es diferente la tramitación de este crédito?

Pues para empezar porque como ya hemos dicho dependemos de otras personas para poder estudiar la operación. De hecho solamente el tener toda la documentación necesaria para hacer el estudio del préstamo puede tardar semanas.

¿Porque puede tardar tanto? Pues ni más ni menos que por que hay empresas /financieras/ inversores que no están muy dispuestos a facilitar la cancelación del préstamo que nuestro cliente tiene con ellos.

Recordamos a los que nos leen que este préstamo básicamente lo que hace es cancelar una deuda que esta gravando un bien (inmueble, vehículo…) para lo cual es necesaria la colaboración del acreedor.

Y el acreedor puede ser cualquiera ,a nivel financiero puede ser una entidad bancaria, puede ser una financiera privada o puede ser algún inversor privado.

Y eso sin contar el resto de acreedores que también pueden estar embargando los bienes de una persona. Por ejemplo, la administración del estado, es decir hacienda y seguridad social es seguramente la «empresa» que más embargos de este tipo realiza a lo largo del año teniendo nosotros que gestionar la deuda con ellos.

Puede ser también un proveedor de una empresa a la que nuestro cliente le debe alguna factura impagada….

Acreedores hay de todo tipo y según quienes sea será más o menos difícil gestionar con ellos la cancelación del embargo /subasta.

En ese sentido y con total seguridad lo más fácil es cuando la deuda la tiene nuestro cliente con la administración, es decir hacienda o seguridad social normalmente.

Decimos que es fácil porque aquí el cliente lo único que tiene que hacer es acudir a las oficinas del organismo correspondiente y pedir que le emitan una carta de pago.

¿Qué es una carta de pago?

Una carta de pago es una hoja mediante la cual se indica la deuda que tiene el cliente con nombres y apellidos con  su acreedor en donde además se indica la cantidad que se necesita pagar para dejar la deuda finiquitada al 100% así como el número de cuenta donde ingresar el dinero.

Siendo esto algo que además la administración prepara de manera rápida y sin excesivas complicaciones.

Por tanto aquí la financiera que le está tramitando el préstamo para paralizar el embargo y subasta tan fácil como seguir las instrucciones de la carta de pago para dar por finiquitada la deuda de su cliente.

Sin embargo cuando es otro tipo de acreedor la cosa se puede complicar. Generalmente el que más problemas pone es el inversor privado (el que actúa por su cuenta sin ser financiera ni nada) así como los acreedores particulares por deudas no financieras.

Las entidades bancarias y demás financieras privadas si suelen facilitar la cancelación de sus préstamos de manera correcta, digo normalmente porque no siempre ha sido así.

De hecho aquí en Grupo Avanza ya hemos explicado algún caso de una operación en la que tardamos más de un mes en conseguir que una entidad bancaria tradicional, si, las de toda la vida, nos emitiría una carta de pago indicando la cantidad que su cliente tenía que cancelar para paralizar el embargo sobre su bien.

 

O sea que también hay salvedades con estas financieras.

Porque el problema suele radicar ahí, en el tiempo que tardan dichas personas /empresas en emitir carta de pago para que la financiera nueva (la que le está tramitando el préstamo para cancelar embargos y subastas) pueda seguir con la gestión. Ese es el problema.

Es por ello que en ocasiones y si el acreedor no colabora con la financiera lo que esta tendrá que hacer es acudir al juzgado directamente para depositar la cantidad adeudada a su acreedor y liquidar la deuda directamente desde ahí.

Porque claro, lo que no puede hacer el cliente es esperar y esperar mientras que la deuda sigue incrementándose mes a mes al tiempo que no se hace nada.

Si el acreedor de la deuda que intenta embargar /subastar no te facilita la cancelación de su deuda tendrás que acudir al juzgado directamente para cancelar la deuda.

Analista en Préstamos rápidos

A continuación en Grupo Avanza vamos a intentar dar nuestra opinión acerca de las situaciones financieras más complicadas con el objetivo de que sepas cuales en nuestra opinión son las situaciones más complejas.

Ten en cuenta que nosotros no estamos viendo el asunto desde el punto de vista de un cliente sino de una financiera cuya actividad es la tramitación y concesión de préstamos.

Como empresa dedicada a tramitar préstamos rápidos y demás préstamos urgentes podemos decir que por el tipo de empresa que somos hay un importante porcentaje de casos en donde se puede considerar que el cliente está en una situación difícil.

Nosotros no somos una financiera tradicional como puede ser un banco, una caja o incluso un establecimiento financiero de crédito, nuestra empresa está acostumbrada a solventar situaciones complicadas de ahí que al final muchos de los clientes que tienen estos problemas al final se pongan en contacto con nosotros.

No obstante y como sabemos que cada situación es diferente habiendo unas más complicadas que otras a continuación vamos a ponerte las que nosotros consideramos son las mas complicadas de sacar adelante en la actualidad.

Es muy importante eso si que tengas muy en cuenta la palabra “actualidad”, puede pasar que ahora haya situaciones que antes si pudieran solventarse de manera más sencilla y que por el cambio habido en el sector financiero ahora sea mucho más complicado conseguir el objetivo.

Préstamos complicados de que salgan aprobados:

❶El cliente que solicita el dinero está incluido en algún registro de morosidad, pero no con un importe pequeño sino cantidades grandes.

Si fuera una cantidad pequeña en el asnef no tendría por qué ser un problema ya que nosotros desde Grupo Avanza tenemos préstamos personales con asnef usados para solventar estas situaciones.

Sin embargo tienen que ser importes pequeños, para importes medios o grandes en el asnef la única posibilidad que podrá intentar con nosotros será tramitar el préstamo con asnef y con aval el cual además requiere normalmente de un inmueble como garantía.

No tenemos en cuenta aquí el préstamo sobre vehículo aun pudiendo el cliente solicitarlo ya que ese crédito se suele tramitar para importes pequeños también.

En cuanto a la razón por la cual el asnef dificulta la operación es debido a que casi todas las financieras no trabajan con préstamos de este tipo.

 

En las entidades bancarias tradicionales por ejemplo o el cliente esta 100% limpio de cualquier registro de morosidad o de lo contrario no podrá solicitar nada.

En las empresas de capital privado como Grupo Avanza puede ser diferente pero siempre habrá que guiarse por los productos financieros que tiene la entidad.

En nuestro caso por ejemplo ya sabes que préstamos con asnef tenemos.

Category paralizamos subastas 1

❷ Embargos y subastas: Realmente aquí nos tendríamos que enfocar sobre todo en el tema de las subastas. Paralizar una subasta aunque lo podemos gestionar también es mucho más complicado que paralizar un embargo.

Un embargo puede estar años “acompañando” al cliente sin que pase realmente nada con lo que el tiempo según qué casos no es algo vital, en las subasta en cambio pasa todo lo contrario, si la financiera quiere solventar el problema tendrá que trabajar a contrarreloj.

Lo de según qué casos lo comento porque hay clientes que pueden tener un emnbatrgo encima pero no resultando el mismo en subasta del bien.

Por tanto cada situación es diferente.

De hecho el proceso que se sigue habitualmente es, embargo a un cliente de un determinado bien para después pasar a subasta.

Es decir, la subasta es la última fase de todas en donde al cliente no le queda otra que pagar la deuda si o si sino quiere que alguno puje sobre su bien.

Si además se trata de una subasta de la seguridad social o hacienda todavía más prisa se tiene que dar el cliente pues el tiempo es incluso menor.

El estado tarda poco en cobrar sus impagos.

❸ Cliente tiene un nivel de deuda alto y al mismo tiempo no tiene inmueble con el que poder firmar una hipoteca: Es otra de las situaciones que podemos considerar como difíciles.

Así como antes los propios bancos se esforzaban en captar estas operaciones siempre y cuando el cliente fuera solvente a pesar de tener deudas, en la actualidad es una de las operaciones que más difíciles son de aprobar por parte de cualquier entidad financiera.

Lo comento porque las “agrupaciones de préstamos” que es lo de que trata esto se plantean casi todas con aval pues la idea es la de poder firmar una hipoteca alargo plazo cancelando todas esas pequeñas deudas que puede tener el cliente al tiempo que reduce la cuota mensual a pagar.

Si no hay hipoteca teniendo que tramitar todo por la vía del préstamo personal se complica la situación pues la financiera tendrá muy en cuenta el nivel en endeudamiento, más incluso que los ingresos que pudiera tener el solicitante.

❹ Préstamos sin ingresos demostrables: Es una situación complicada por razones obvias.

¿Si el cliente no tiene ingresos como va a poder pagar las cuotas de los préstamos en caso de aprobación?

Pues aunque no lo creáis existen préstamos sin nomina, eso sí, tendrán que ser tramitados mediante capital privado y seguramente se te pida alguna garantía a aportar en la operación de financiación.

Analista en préstamos rápidos

Consigue Asesoría Financiera gratis en la solicitud del préstamo

Hay solicitudes de préstamos en donde el cliente que lo solicita sabe muy bien lo que quiere, con lo que lo único que hay que hacer es ver si cumple con los requisitos y a partir de ahí pedirle la documentación correspondiente.

No obstante, hay otros casos que por sus circunstancias el servicio que se le tiene que dar al cliente debe ser mucho más personalizado (Asesoramiento Financiero), es decir, no basta con ver si cumple los requisitos de algún producto financiero y luego pedirle la documentación sino que hay que analizar la situación del cliente a detalle y en compañía de este determinar que producto mejor se puede adaptar a su situación.

Esta es precisamente una de las grandes diferencias con la competencia. Nosotros no buscamos vender por  vender, sino que tratamos de adaptarnos siempre a la situación del cliente para que este obtenga el préstamo que sea justo lo que necesita.

No solo esto, durante el asesoramiento le informamos acerca de las posibles soluciones que pueden haber (En caso de que existan) para que el mismo sea conocedor de todas las posibilidades de las que dispone.

Actuar así es como se tiene que hacer antes los denominados casos complicados, es decir, aquellos en los que el cliente solicita financiación pero por sus circunstancias ya sean personales, laborales o financieras lo tiene complicado.

www.prestamos-rapidos.es

Paralizamos Subastas

Por si no lo sabéis diré que en nuestra financiera ofrecemos préstamos para cancelar subastas y ejecuciones hipotecarias.

cripto

es

https://crisis09.es/static/images/cripto-paralizamos-subastas-7558-0.jpg

2024-03-15

 

Category paralizamos subastas 1
Category paralizamos subastas 1

 

 

Update cookies preferences