Préstamos cuando creas una empresa

 

 

 

Del mismo modo que hay préstamos para empresas y préstamos para emprendedores también hay otros destinados cuando se acaba de crear una empresa.

Porque son tres tipos de préstamos diferentes.

El crédito para empresas es aquel que suelen otorgar las financieras a empresas con actividad y cierta antigüedad detrás.

Normalmente la antigüedad mínima exigida para poder tramitar uno de estos préstamos es de 12 meses.

Nosotros sin ir más lejos en Grupo Avanza estamos ofreciendo una póliza de crédito para empresas en donde uno de los requisitos es este.

Aparte de tener una facturación mínima de 100 000€ al año se exige que el emprendedor lleve como mínimo 12 meses explotando el negocio.

 

Y eso nosotros pues hay otras empresas que incluso exigen una mayor antigüedad.

Las entidades bancarias por ejemplo son las primeras que actúan de esta forma.

En segundo lugar tenemos a los préstamos para emprendedores.

La gran diferencia entre estos créditos con los que vamos a explicar hoy es que aquí el emprendedor todavía no ha creado su negocio.

Solo tiene una idea de negocio, nada más.

De los tres tipos de créditos es por cierto en nuestra opinión el más complicado ya que no hay tantas financieras como podamos pensar especializadas en ofrecer estos préstamos.

La parte positiva de todo esto es que como ya hemos explicado otras veces no solo tienen la opción de financiarse a través de crédito.

Los emprendedores tienen muchas opciones no financieras para poder financiar la creación de su negocio.

No todo son préstamos, puedes encontrar inversores así como otras modalidades de financiación.

A bote pronto se me ocurren algunas opciones como por ejemplo puede ser el capital riesgo.

Las empresas de capital riesgo suelen estar especializadas en financiar la creación de empresas, no a través de préstamos sino mediante la aportación al capital de la sociedad.

Lo mismo se puede decir acerca de otras opciones como el Crowfounding o los socios capitalistas.

Luego tenemos otras opciones financieras menos conocidas que los préstamos bancarios como es el Crowdlending y otros.

En tercer lugar tenemos los préstamos destinados a financiar una empresa que acaba de empezar.

Es un tipo de financiación diferente a la vista en los dos anteriores casos ya que la empresa ya existe pero no cuenta con la suficiente antigüedad como para poder acceder a la mayoría de créditos empresariales.

¿Qué préstamos recomendamos a empresas con poca antigüedad?

Si tengo que recomendaros alguna opción os diré que os centréis en los préstamos normales y corrientes que podemos ver en el mercado.

El lado negativo de esta situación es que no hay préstamos concretos para una situación así. Juegos, Tecnologia e Internet

A diferencia del crédito para emprendedores cuando la empresa no ha empezado o los otros créditos aquí no hay muchas más opciones.

Una de las opciones que podríamos intentar tramitar seria los préstamos bancarios a través de la entidad bancaria de la que somos clientes.

Puede que el primer mes no tengamos margen para hacer nada pero sí en cambio a partir de unos pocos meses.

La parte positiva es que si tenemos buenos números conseguir un crédito por banco no tiene porque ser difícil aun teniendo poca antigüedad.

Siempre que seas cliente de la entidad, es más, añadiré un “buen cliente”.

Si eres de los que tiene muchas cosas domiciliadas en la entidad bancaria los bancos te verán de manera diferente.

Eso sí, que no se te ocurra pedir cantidades medias o altas de dinero nada más empezar pues no lo conseguirás.

Además es lógico, cuando un emprendedor acaba de comenzar un negocio no debe de plantearse pedir cantidades de dinero fuera de lo normal.

Una cosa es pedir un pequeño crédito para financiar el circulante de la empresa (nominas por ejemplo de un mes concreto) pero no mucho más.

Fuera de eso no tiene sentido salvo casos concretos en donde la empresa pretenda hacer algún tipo de inversión o algo por el estilo.

Entonces si podríamos entender el que el solicitante pidiera una cantidad de dinero mayor.

Otra de las opciones que podríamos recomendar siempre que estemos hablando de importes pequeños son los préstamos online.

Lo bueno que tienen los créditos online es que no tienen unos requisitos altos para poder acceder a la financiación.

Hay que tenerlo en cuenta como algo muy positivo pues esto permite a muchos emprendedores poder financiar el circulante de su negocio de manera rápida.

Para un importe inferior a los 4000€ hay diferentes financieras online o Fintech que permiten a estas personas conseguir lo que necesitan.

Por supuesto aquí las financieras tendrán en cuenta todas las variables habituales, esto es, presencia del asnef, ausencia de deudas, ingresos demostrables…

Tampoco podemos olvidarnos de todos aquellos préstamos particulares o de capital privado que pueden tramitarse con aval.

A través de estos préstamos rápidos realmente da igual si quien pide el dinero es emprendedor o asalariado, lo importante es que haya aval por medio.

Estos pues serian algunos de los consejos que desde Grupo Avanza podemos dar a aquellos que necesitan dinero y acaban de crear su empresa.

Cierto es que hay más préstamos pero los tres que acabamos de nombrar son los habituales.

Analista en préstamos rápidos y préstamos urgentes

Préstamos cuando creas una empresa

Préstamos cuando creas una empresa

Del mismo modo que hay préstamos para empresas y préstamos para emprendedores también hay otros destinados cuando se acaba de crear una empresa.

cripto

es

https://crisis09.es/static/images/cripto-prestamos-cuando-creas-una-empresa-6889-0.jpg

2024-03-06

 

Préstamos cuando creas una empresa
Préstamos cuando creas una empresa

 

 

Update cookies preferences